Viveros Merimar S.L. fue fundada al comienzo de la década de los 90 por su actual Director General y propietario, Conrado Merino Inyesto. Pero la historia de Viveros Merimar se remonta mucho tiempo atrás.

La historia de Viveros Merimar se remonta a la década de los años 40, cuando Teodora, la abuela paterna de Conrado Merino, regentaba un puesto de apenas 9 m2 en el mercado de la Plaza de Abastos de Palencia. En 1985 Conrado Merino  se hace cargo de este pequeño puesto en el mercado de la Plaza de Abastos de Palencia, su dedicación y gran visión de futuro le permitieron implantarse con firmeza y solidez en el sector; pero es en 1991 cuando su proyecto personal se transforme en la sociedad VIVEROS MERIMAR. Dando un paso adelante dentro de su actividad,  en 2005 apuesta por la inversión en una línea de cocción propia siendo el producto estrella el pulpo cocido MERIPUL.

El negocio ha ido evolucionando y se encaminó hacia su expansión en mercados internacionales, por ello en 2006 se comenzó a apostar por la asistencia y participación en las principales ferias internacionales, como Foodex en Tokio, Anuga en Alemania o la European Seafood en Bruselas. Gracias a los esfuerzos puestos en estas ferias los productos de Viveros Merimar en general y el pulpo cocido MERIPUL en particular han logrado una gran aceptación en los distintos mercados internacionales. Con el paso de los años, Viveros Merimar ha logrado que en las mesas de los consumidores de más de 20 países tanto dentro como fuera de la Unión Europea se consuman los productos que salen de la factoría palentina de Viveros Merimar. El número de mercados internacionales a los que se ha expandido Viveros Merimar ha ido aumentando con el paso de los años gracias al esfuerzo de la empresa en el ámbito de la investigación de mercados y en I+D, el marketing y la labor comercial.

Esta trayectoria empresarial  ha sido reconocida en varias ocasiones a través de distintos premios y reconocimientos: Medalla de Bronce de la Cámara de Comercio de Palencia en 1997,  Cecale de Oro 2003, Medalla de Oro de la Cámara de Comercio de Palencia en 2006. la certificación de Alimentos de Palencia.

Pero la historia continúa y, en esta empresa familiar que es Viveros Merimar, los casi 100 trabajadores que la conformamos seguimos trabajando día a día para alcanzar todos los objetivos que nos vamos marcando y escribir nuevos capítulos en la historia de la compañía.